Cómo valorar el precio de un buzoneo ¿cuándo es caro o barato?

La frontera entre caro o barato es muy difícil de delimitar. Y si lo es para productos, más aún lo es para un servicio. El que contrata un servicio de marketing directo y más concretamente de buzoneo, ha de tener en cuenta una serie de factores para poder valorar el precio de la acción que le ofertan. Así, entre otros:
        La cantidad de folletos a distribuir: Es evidente que no es lo mismo una campaña de 1000 o 2000 folletos, que una campaña de varios cientos de miles. En el primer caso, es más que probable que haya un coste mínimo de desplazamiento, que en cambio, quede disipado en el global del segundo tipo de campaña.
        Las zonas a distribuir: No es lo mismo distribuir en una zona altamente poblada de una capital de provincia con bloques de viviendas, por ejemplo, de 40, 50 pisos o incluso más, que en una zona de urbanización donde las viviendas son casas individuales e incluso están distanciadas entre ellas.
        Si hay que entregar/recoger folletos de algún lugar o establecimiento: esto supone que los planificadores del buzoneo tengan que cuadrar las rutas en función del horario de estos establecimientos con lo que limita el reparto. Si además el punto de entrega/recogida es alejado de la zona de distribución, puede que nos cobren este servicio adicional.
        Los plazos de tiempo para la distribución: como en cualquier cosa de la vida, no es lo mismo que se dé un margen, no hablamos de nada exagerado, de 3 o 4 días, que en cambio se solicite un reparto para “mañana a primera hora”.
        La periodicidadde los repartos: no se puede cuantificar igual un reparto puntual o un reparto que se repite en el tiempo (semanal, quincenal, mensual, …).
        La carga de trabajo de la temporada. Es posible que en determinados momentos del año, por acumulación de trabajo puede ser más caro distribuir folletos. Hay momentos como Navidad, Vuelta al cole, Rebajas, etc. dónde hay mayor saturación en la distribución.
        Las distancias de la ruta: si se buzonean varias zonas, afectará la distancia que exista entre ellas, ya que habrá tiempos muertos de desplazamiento o tendrán que entrar en liza varios equipos de reparto con el consiguiente aumento de coste.
        El tamaño del folleto: es mucho más manejable y productivo para los buzoneadores un folleto pequeño (por ejemplo un A5 de una única hoja) que un catálogo de muchas hojas que requiere una logística más compleja.
        Si el reparto requiere que se haga de manera simple o en cambio se puede distribuir con otros folletos a la vez (doble, triple, etc.). Es evidente, que en cualquier caso, un correcto buzoneo no se debe nunca hacer a la vez de empresas que sean competencia entre sí, pero no afecta en que se haga de empresas de sectores no confrontados (por ejemplo, buzonear a la vez una tienda de electrónica y una zapatería no perjudica a ninguna de ambas y puede beneficiar en cuanto a costes a las dos).
        Peculiaridades respecto al tipo de reparto. Existen ocasiones que el cliente puede pretender que se haga un buzoneo premium o interior (todo al buzón interior –en la medida de lo posible-), en contraposición al buzoneo convencional, que es aquel que se realiza normalmente depositando los folletos en la medida de lo posible en los buzones y si esto no es posible, en las cestas publicitarias (publicestas) habilitadas para ello.
        La planificación de la campaña puede afectar al presupuesto porque no es lo mismo un buzoneo masivo en un código postal determinado que uno que busca un target de público objetivo concreto (si tenemos una tienda de productos infantiles, nos puede interesar llegar a, por ejemplo, padres con niños de hasta 5 años y con poder adquisitivo alto). Para ello se utilizan avanzados sistemas de geomarketingque nos pueden ayudar.
        El montante total de la acción publicitaria: hay que valorar si la campaña además de conllevar el buzoneo, conlleva también, por ejemplo, el diseño y la impresión de los folletos. Así de esta manera, podemos tomar la valoración global de la acción o en cambio, analizarlo por partidas.
        Se trata de buscar un precio competitivo, no podemos esperar un buen servicio si la empresa de buzoneo nos pasa un precio con el que no se cubren los costes. Analicemos correctamente que una empresa que nos va a realizar el servicio es una empresa de garantías. Nadie realiza trabajos para poner dinero de su bolsillo.
        La empresa de buzoneo es la imagen de nuestra marca en la calle, y no solo por lo bien o lo mal que lo hagan, también por el hecho de que respeten las normas del juego legal, así para no ser responsables civiles subsidiarios de posibles sanciones, debemos contratar a empresas legalmente constituidas, que tengan a su personal dado de alta, con toda la formación de prevención de riesgos en regla y que dispongan de todos los permisos y documentación pertinente. A veces las cosas baratas pueden salir enormemente caras.
        Existen determinadas zonas o poblaciones que requieren que se pague una tasa de reparto de carácter local o municipal. Sin entrar en valoraciones legales, es obvio que esto incrementa el coste el buzoneo en dichas zonas.
        La informaciónque se facilita al interlocutor de la empresa que contrata el buzoneo, es básica tanto antes, durante, como después de la campaña y es un factor que puede variar el precio de la acción. De todas maneras, la información es poder para poder tomar decisiones.
        Controles y auditorias: no es lo mismo que la empresa que contratemos no nos facilite ningún tipo de control sobre el reparto, a que en cambio, disponga de modernos sistemas de control o que incluso la auditen empresas externas con resultados positivos.
        Acciones especiales: el precio cambia si en lugar de buzoneo, se solicita perching, poming, stoping, parabriseoo alguna otra alternativa de marketing directo.
Normalmente el buzoneo se tarifica por millares, esto es X€/millar (21% I.V.A. no incluido). Y los aspectos antes comentados, y algún que otro factor que seguro nos hemos dejado en tintero son los que condicionan el precio del buzoneo.
Una vez analizados… ¿realmente creéis que alguien nos va a hacer un buen buzoneo a 10 o 12€/millar?

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.