like you baja

Marketing emocional: Directo al corazón de tu cliente

¿Os habéis dado cuenta que últimamente en la tele vemos anuncios donde nos tocan la venita sentimental? ¿Quién no se ha emocionado al ver el anuncio de Ruavieja «tenemos que vernos más«? Esos anuncios no nos transmiten ninguna información sobre el producto que publicitan: ni sus características, ni su precio. Sólo buscan emocionarnos y crear así un vínculo emocional con el consumidor: En eso consiste el Marketing emocional.

Según Marc Gobé,  gran figura del marketing a nivel mundial, El Marketing  emocional es el marketing  que se encarga de desarrollar las actitudes de la empresa con el fin de encontrar un vínculo afectivo duradero con sus clientes. Los clientes deben de sentir la marca como algo propio: el denominado “lovemark” o denominado amor por la marca.

Pero el marketing emocional no es algo de ahora. Que las emociones venden o ayudan a vender se sabe desde hace mucho tiempo (un ejemplo claro es el anuncio de El Almendro y su vuelve a casa, que ya existía en 1980), pero es actualmente, en los periodos y momentos de crisis o cuando la gente está más estresada, cuando el marketing emocional comienza a tomar mayor protagonismo y relevancia. Así, las marcas toman como misión transmitir alegría, sensaciones positivas, con el objetivo de que se asocia el consumo de sus productos con la satisfacción personal.

Actualmente hay miles de marcas diferentes para cada producto. Tanto que se hace imposible diferenciarse  por las características del artículo. Por ello hay que ofrecer al consumidor un valor añadido, y para esto se debe construir un mundo de valores y emociones alrededor de su marca para que el consumidor se identifique con ella.

Aquí te damos una serie de consejos  para poder crear  ese vínculo emocional con tus clientes:

  1. Conoce a tu cliente: Conoce las necesidades y problemas de tu cliente y así podrás comprenderlo y ayudarle mejor. Por ejemplo: Mira más la calidad o el precio del producto, busca una  estética determinada….
  2. Puntos que te diferencian de la competencia: modernidad, profesionalidad, cercanía….transmite continuamente los valores que te defina.
  3. Habla sobre ti: Enseña a tus clientes un trocito de ti mismo. Es esencial en tu página web corporativa  la sección “Sobre mí”, donde cuentas tu historia. Así inspirarás confianza  y demostrarás a tus lectores los valores con que te identificas.

    Espero que este post te ayude a conocer la esencia del marketing emocional y te ayude a conquistar el corazoncito de tus clientes.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.